Palma extraña

No se trabaja los sábados

cercamon | 02 Juliol, 2009 20:22

Tengo la mala costumbre de trabajar algunos sábados, suelen ser mañanas tranquilas en las que no suena el teléfono. De camino a la oficina oigo los pájaros en las ramas, no se oyen coches y los gatos se amagan tras los arbustos probando la comida que dejó algún amante de los animales. Al entrar en el edificio me extraño al ver mi reflejo en el espejo con pantalón corto en un lugar del traje y la camisa. Saludo al guarda de seguridad al que interrumpo su programa de dibujos animados. Canto mi dni , somos un número y voy a por un refresco, la máquina expendedora no acepta las monedas, hasta que la tiro con efecto y escupe la naranjada de mala gana. Cuando voy al ascensor intercambio unas palabras sobre dibujos animados con el hombre de seguridad, abro la lata de refresco sobre el mostrador de mármol de la recepción, cuando oigo que ha sido mala idea, el líquido se desparrama por el mármol, trepa por mi brazo, gasea como un gato enfadado. Avergonzado subo a mi despacho tras colocar en el mostrador folios en sucio para arreglar la metedura de pata. Siento en mi cabeza las cañas de ayer y pienso que no tengo ganas de trabajar y que no tendría que estar aquí. Al ir a abrir la oficina me doy cuenta de que me dejé las llaves en casa. En sábado no se trabaja, no es posible que haya más señales para decirlo.

Comentaris

Afegeix un comentari
ATENCIÓ: no es permet escriure http als comentaris.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb