Palma extraña

Alta Mar, el blog de Fabian – Árboles que se van, árboles que entran.

cercamon | 15 Juny, 2020 22:46

El blog de Fabian, Alta mar http://fabian.balearweb.net/, fue una de mis primeras consultas cuando me empecé a interesar por los árboles. Como profano en el tema, el blog me pareció escrito de una forma muy didáctica y fácil de seguir. Con Fabián compartí también unos pocos mensajes a través de la red. Hasta donde sé, Fabian fue un profesor de matemáticas de esta ciudad, que una vez jubilado comenzó a escribir el blog Alta mar. En él recogió todo tipo de informaciones culturales y patrimoniales de la isla, y en especial de la ciudad de Palma. Fabian falleció en 2015, pero el legado de su blog ha quedado en la red, varado en los servidores de la pionera www.balearweb.com como una referencia de consulta sobre el patrimonio de la ciudad, y como el testimonio de uno de sus más apasionados ciudadanos. En este sentido, siento cierta emoción cuando hoy visito los mismos lugares que el mismo Fabian en algunos de sus posts años atrás; seguir los pasos de este profesor jubilado, hablando de alguno de los árboles de las zonas verdes de Ciutat; hacer las mismas fotos que él hizo años atrás, y comparar su evolución. Este tipo de simetrías temporales son fascinantes. Uno de los sitios en los que su blog me ha servido de guía es S’Hort des Rei en Palma. Este bello jardín de la ciudad, junto a la Calle Antoni Maura, creado en los años 60 a partir del proyecto del ingeniero Gabriel Alomar, y del paisajista Uli Werthwein; fue construido en el mismo lugar donde antiguamente había unos huertos reales, perteneciente a los reyes árabes primero y a los cristianos después. En verano, cuando el calor aprieta, me siento en uno de los bancos bajo la sombra de la pérgola de los jardines para leer un rato. Es muy refrescante tocar el granito con el que está construido el entorno, me puedo imaginar un helado; leo un libro con el sonido del flujo del agua de las fuentes y de los cruceristas que transitan rápidamente por el lugar. Cuando voy a S’Hort des Rei a observar árboles, tengo un recuerdo para Fabian. En el parque puedo ver todavía el Roble solitario, las Tipuanas que flanquean las fuentes, el Magnolio que hay bajo la construcción de la Almudaina y que Fabian contemplaba años atrás. Otros árboles han desaparecido, como el Tejo-Teix-Taxus baccata que nuestro cronista describió en 2008; esa conífera sombría y longeva, que para preservarse de los herbívoros que quieren comer sus hojas genera veneno para defenderse de ellos. Este pasado verano, también me topé con otro nombre que leía en el rótulo de piedra que da la bienvenida al parque, pasé un buen rato leyendo un libro del paisajista que diseñó el jardín, también fallecido hace pocos años, Uli Werthwein. Tomé prestado un libro escrito por él en la biblioteca de Can Sales; “Árboles destacados de Mallorca”. Comparativo de fotos tomadas en el blog de Fabian en 2008-2009 con fotos de 2020:

Lagunaria:

Roble:

Magnolio:

Araucaria:

Rutas de Almar - Son Gotleu 2

cercamon | 09 Juny, 2020 19:47

Los niños caminan por los filos, por los bordes de las aceras, incluso por las barandillas de los pisos más altos, en las terrazas pequeñas. Buscan el peligro y conviven con él, le hablan directamente.

Un canario canta en la terraza de un primer piso, rodeado de plantas de abuela surgidas de mil esquejes, raíces que crecen omniscientes, a la vez y en infinitos lugares. Una ola de frescor te golpea la cara mientras accedes por el portal de la calle sin cerradura. Por las ventanas abiertas del edificio oyes a alguien que canta.

En el zaguán de entrada se hace el silencio, el día se ha nublado y amenaza tormenta. Algún vecino dejó un mensaje en la puerta de los contadores. Ruega por favor que nadie tire toallitas por los inodoros porque la tubería se atasca, y añade una foto de una ameba informe que surge de una arqueta; da la impresión de que pudiera convertirse en cualquier forma, incluso una mano que rasga el aire en busca de ti. Está compuesta de toallitas ennegrecidas, su cemento son cucarachas, hecha de tus miedos.

Detrás de ti pasa un vecino, escuálido y delgado, os dais los buenos días, por detrás de tu espalda observa también al ser amorfo de la foto. Al ser de las toallitas el blanco y negro le favorece, lo hace más impreciso.

Ya no se oyen los canarios de las jaulas del primer piso, ni la melodía del hombre que cantaba. Las plantas que creías vivas son falsas, y de la foto surge una mano, atraviesa el papel y rasga el aire, se dirige hacia ti. ¡Ah!, el hombre de detrás es translúcido.
 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb