Palma extraña

Marius Verdaguer y el olmo del Principal

cercamon | 13 Octubre, 2010 20:30

Uno de los aspectos que más me llamó la atención de este libro son los microdetalles sobre la ciudad explicados por el autor. Detalles que se hubieran olvidado pero que Verdaguer se encargó de rescatar. El escritor recuerda un olmo que existió una vez frente al teatro principal. Se trataba de un árbol alto y majestuoso, demasiado alto tal vez. En una fotografía en blanco y negro aparece situado en un rincón donde hoy hay una fuente, pegado al Carrer del Forn del Racó, lugar donde hoy se aglomeran escacharradas tiendas de souvenirs. Un ser señorial pero marginado, sirviendo tal vez de apoyo a la espalda de los vagabundos.

Ayer pasé por allí, me fijé que cerca de donde estaba este árbol crece hoy otro olmo, pero más bajito. ¿Transmigró el alma de ese árbol en el nuevo olmo?, ¿transmigró tal vez en un humano?, ¿habita todavía en la ciudad o se desvaneció para siempre?. Marius Verdaguer al final del capítulo, se lamenta como al pasar un día por la calle Unió unos leñadores cortaban el árbol sin piedad, una historia que no es nueva en la isla. Pero tampoco seamos malos, el árbol tal vez creaba humedades en casa de un vecino, o en el mismo teatro. Sea como fuera, fue una pena.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb