Palma extraña

Carrer del Vi (II). Tu tiempo es mi dinero.

cercamon | 26 Juny, 2010 08:30

Mis hábitos me llevan a leer esta frase unas tres veces por semana, y eso supone que me quede pensando sobre ella unos segundos; primero porque siempre me ha costado entender frases de este estilo, en las que debo delimitar si mi dinero es tu tiempo, mi tiempo es tu dinero o ambas cosas. Por otro lado, el gesto del hombre del dibujo, de abogado airado, casi de tío Sam americano hace que me sienta aludido y culpable por una extraña razón. La frase, el dibujo, está grabado en una vivienda que más bien parece una fortaleza urbana, coronado por almenas y guardado por un gran portón.

En la calle del Vi últimamente han hecho reformas que han suavizado su aspecto. Las fachadas recién terracadas y pintadas de blanco hueso aportan mayor luminosidad a una calle de por sí oscura. Sin embargo, en su esquina con la calle Sant Feliu , los turistas todavía dudan si adentrarse en ella o no, mirando alternativamente el plano y la calle, sin acabar de entender que ese sea el camino; o tal vez en realidad busquen el palacete, último reclamo turístico del casco antiguo, y yo interpreto el gesto incorrectamente.

La calle, hay que reconocerlo, carece del estilo de Sant Feliu o de Apuntadores. Tiene ese aire amenazador, no es recta, las fachadas están inclinadas unas contra otras y no es posible ver su final desde sus extremos. Después está su nombre de reminiscencias espirituosas, que evocan al genio de Dionisio escondido tras alguna puerta, dispuesto a sorprender al caminante y darle alguno de sus brebajes. Imán para que los perros orinen; a fuerza de pasar, conozco los charcos y los esquivo con facilidad. Y ahora esa frase inquisitiva… tu tiempo es mi dinero. Me quitas tiempo y encima te lo cobras, cabrón desalmado!.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb