Palma extraña

Desayuno con danza alta

cercamon | 06 Març, 2010 10:20

Los desayunos del sábado por la mañana son instantes de abundante riqueza sensorial. Estoy alerta y disfruto con cada pequeño detalle.

Tras vivir toda la semana entre oscuridad y tinieblas (me voy de noche y vuelvo de noche), descubro que en mi casa también entra la luz. Me fijo en como entran haces de luz por la ventana, y como resbalan sobre las láminas de parquet. Hago el desayuno, y ,me llega tranquilamente el aroma del pan tostado, el café y el sonido burbujeante de la olla al hacer un huevo pasado por agua. Preparo las tostadas untándolas hasta el último borde con mantequilla a temperatura ambiente y lo corto en tiras alargadas para poderlo mojar en la yema del huevo. Abro el portátil y en el spotify suena la “danza alta” del misterioso sevillano Francisco de la Torre. La música me traslada al renacimiento europeo, a la corte de Aragón y lonjas de mercaderes, trovadores y ministriles. Golpeo la cáscara del huevo, lo abro, pongo una pizca de sal en la punta, y con el cuchillo empiezo el religioso ritual de abrir la clara, con el goce de un sacerdote de un culto precristiano corto la clara hervida y me lo llevo a la boca, dejando surgir el sublime manjar de la yema líquida mojada con pan con mantequilla.

huevo

Mientras, en el piso de arriba oigo pasos, me extraño porque es temprano para mi vecino, pero recuerdo que hoy votan al futuro presidente del PP en Baleares, imagino que mi vecino militante votará.

Y el instante se marcha hasta dentro de 7 días.

 
Accessible and Valid XHTML 1.0 Strict and CSS
Powered by LifeType - Design by BalearWeb